miércoles, 5 de marzo de 2014

NO REMATAMOS LA FAENA

CADETE MASCULINO CAMPEONATO PRIMERA ZONAL

S.C.D.CAROLINAS 52
C.B.JORGE JUAN PEÑA BARCELONISTA 58

El Domingo por la mañana visitábamos la cancha de Ciudad Jardín para medirnos a un siempre difícil e incómodo S.C.D.Carolinas. Ambos equipos llegábamos a este choque con el primer puesto del grupo en juego y sin conocer la derrota.

Sabíamos que el partido iba a ser complicado y que los rivales intentarían imponer su agresividad defensiva desde el principio. Nosotros no fuimos capaces de empezar con la misma agresividad y eso permitió a los alicantinos obtener las primeras ventajas en el marcador. 13-8. La entrada de Jesús en pista nos dio mucha más verticalidad en la subida del balón generándoles a los rivales muchos problemas de faltas. Estos problemas de faltas obligó a los rivales a tener en mista un quinteto menos habitual lo que aprovechamos para recuperarnos en el marcador y llegar al final del cuarto 16-18.

En el segundo cuarto y pese a que ellos seguían muy lastrados por los problemas de faltas del primer cuarto , no fuimos capaces de agrandar la diferencia en el marcador y perdimos la primera oportunidad de hacer daño en el marcador. Al descanso 24-27 y la sensación de haberles dejado mantenerse en el partido.

En el tercer período realizamos nuestro mejor juego. Seguimos manteniendo nuestra agresividad en ataque y eso vuelve a agravar sus problemas con las faltas. Por nuestra parte empezamos a estar más acertados en ataque y en defensa conseguimos reducir su anotación. Logramos una máxima renta de catorce puntos para terminar el cuarto con 33-46.

En el último cuarto conseguimos ampliar esa renta hasta los quince puntos 36-51 , pero cuando más tocado estaba el rival , con problemas de jugadores eliminados y faltos de ideas en ataque, nuestra defensa se relaja y les permite anotar con facilidad. Al final un triple sobre la bocina sitúa el definitivo 52-58 y deja las espadas en todo lo alto para la segunda vuelta.

Una lástima los 16 puntos recibidos en los cinco últimos minutos cuando teníamos al rival contra las cuerdas. Demasiada relajación que puede pagarse con el tiempo. Esto nos tiene que hacer ver que sin concentración e intensidad en cualquier momento se nos puede complicar un partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añada aquí su comentario