lunes, 7 de noviembre de 2016

NUESTROS ALTIBAJOS NOS MATAN.

ALEVÍN MASCULINO  NIVEL 2  GRUPO "F"  JORNADA 4.

C.B. JORGE JUAN 47
MARTÍNEZ VALLS 57

El domingo disputamos nuestro segundo partido en casa contra un equipo que no conocíamos personalmente pero, como todos los equipos de esta competición, no nos iban a poner las cosas fáciles y teníamos que dar lo mejor de nosotros.

Todo partido empieza en el calentamiento y el nuestro no empezaba muy bien. Tras una llamada de atención, ya empezamos a hacer las cosas con ganas y a concentrarnos, pero éstas son cosas que nos pasan factura en el partido.

La primera parte es un poco desastrosa, cometemos fallos todos. Aunque parecía que salíamos con ganas y a darlo todo, había algo que fallaba, nos faltaba dar un paso más. El mayor problema fue en defensa, ya que siempre había uno de ellos que corría el contraataque. No éramos capaces de ir ajustando la defensa a la vez que bajábamos a defender, por lo que el mínimo despiste lo pagábamos. En el segundo sexto, parecía que habíamos solucionado ese problema, parando al más rápido de ellos y colaborando todos. Pero no, en el tercer sexto se vuelve a repetir lo mismo. En cambio, el ataque fue bastante bien. Cada vez somos más equipo y eso se nota en nuestro juego. Aunque no estuvimos muy acertados de cara al aro, los tiros eran buenos y sabíamos que tarde o temprano iban a ir entrando. Los parciales son 5-12, 7-5 2-12, respectivamente.

Al descanso llevábamos una desventaja de 15 puntos, pero todavía quedaba la mitad del partido, no había nada perdido. Utilizamos estos 5 minutos para reflexionar, hablar y llevarnos de coraje. Estaba claro que queríamos ganar, pero había que ganárselo.

En la segunda parte, damos un giro a nuestro baloncesto. En defensa, salimos a tope, defendiendo cada uno al nuestro, haciendo ayudas cuando toca y yendo al 2x1 en buenos momentos. Esto hace lo que el equipo contrario cometa errores y nosotros, tras nuestra buena colocación y concentración, estamos preparados para aprovecharlos. En ataque, nos movemos con y sin balón, lo que nos facilita el juego. Somos agresivos de cara al aro, movemos bastante la pelota y somos generosos con nuestros compañeros. Esto se refleja en el marcador. Parciales del cuarto y quinto período: 15-6 y 16-5.

Cuando ya habíamos hecho lo más difícil, es decir, habíamos sido capaces de cambiar el chip, meternos en el partido, remontar 15 puntos y, además, conseguir 5 puntos de ventaja, en el último período estuvimos irreconocibles. No sé el motivo pero perdemos la concentración y la paciencia a la hora de jugar, sólo vamos a por la pelota. Queremos robar la pelota tan rápido que vamos a por ella sin tener en cuenta si estamos bien colocados en defensa para poder actuar en caso de que no se robe, o si estamos preparados para correr en caso de robarla. Además, nos cargamos de faltas tontamente. Nos salimos del partido de golpe cuando todavía quedaban 8 minutos. El parcial fue 2-17.

Independientemente del resultado, al final siempre nos pasa algo que hace que no acabemos el partido contentos y eso lo tenemos que mejorar. Tenemos que ser conscientes de que el partido no acaba hasta que el árbitro no pita el final y, hasta ese momento, pueden pasar muchas cosas. También tenemos que trabajar el ser constantes, porque perder la concentración, además en diferentes momentos en un mismo partido, hace que no recibamos la recompensa que merecemos.

Así que, ya sabéis chicos, a trabajar y a seguir aprendiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añada aquí su comentario