lunes, 6 de febrero de 2017

ACTITUD DERROTISTA DESDE EL PRINCIPIO

ALEVÍN MASCULINO  PREFERENTE  GRUPO "D"  JORNADA 5

C.B. JORGE JUAN 30
C.B. ILICITANO SOLER ELECTRÓNICA 69

El pasado sábado nos enfrentamos ante el C.B.Ilicitano, un equipo que conocemos bastante bien, por lo que sabíamos de ante mano que es un equipo muy fuerte. Aún así, debíamos intentar competir, luchar y ponerles las cosas difíciles, o al menos esas eran las ganas que yo tenía.

Tras el buen partido de la semana pasada, esperaba a un equipo motivado, con ganas de darlo todo en la pista, pero no fue eso lo que me encontré.

En la primera parte, nos caracterizaron las pocas ganas, una actitud pesimista y de derrota. Era todo un problema de actitud, de creer más en nosotros, independientemente del equipo que tengamos enfrente. En defensa, en muchas ocasiones, nuestros despistes y nuestra mala colocación provocaba que ellos pudiesen tirar fácilmente e incluso solos; y, en ataque, tuvimos muchos problemas para acercar el balón al aro, lo que provocó que en 2/3 períodos se quedasen a 0. Tanteo del primer y tercer período: 0-14 y 0-13.

Pero en esta primera parte mostramos otra cara en el segundo período, donde salimos concentrados, motivados y con muchas más ganas. Lo que provocó que ellos no tuviesen tanta facilidad para anotar ni jugar, por lo que el juego fue más igualado. Solamente necesitábamos un cambio de actitud, que se reflejó claramente en el marcador con un tanteo 6-4.

En el descanso, a pesar de mis intentos, ya no es que tuviésemos los ánimos bajos o poca motivación, sino que no teníamos intención ni ganas de cambiar eso. Y, repite, ese fue nuestro principal problema.
Aún así, el segundo período fue mejor. No tuvimos tantos problemas para acercarnos al aro, nuestro ataque fue más fluido. En defensa, seguimos teniendo los problemas de la primera parte pero el mínimo cambio de actitud y ganas de luchar que tuvimos "maquilló" parte de nuestros fallos. Los tanteos fueron 4-12, 11-8 y 9-18.

Cada vez tengo más claro que nuestro mayor rival somos nosotros mismos. La actitud, las ganas de competir, de luchar, de darlo todo en la pista, etc. no debería ser un problema en nuestro juego, pero, lamentablemente, es el principal problema. Pero parece que no nos damos cuenta. Ahora, tenemos que recapacitar, analizar errores y aprender de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añada aquí su comentario