martes, 21 de noviembre de 2017

Victoria pese a los "elementos".

SENIOR FEMENINO AUTONÓMICO GR. H JORNADA 7

C.B.JORGE JUAN BOLMAX 72
C.B. CASTALLA 38

Penúltimo partido en casa de nuestro equipo Sénior Femenino Bolmax el disputado en la pasada tarde del sábado 18 de noviembre a las 16:00 horas en el Pabellón Municipal de La Magdalena. Jugábamos contra el penúltimo equipo de la Clasificación y con la necesidad de lograr una victoria que nos dejara a las puestas de la Clasificación para Fase Autonómica.

Planteábamos un partido basado en la intensidad defensiva y el dominio del rebote para que nos facilitara un ataque más cómodo. El equipo venía desarrollando estas funciones con buena nota hasta la fecha, siempre mejorable, pero más que aceptable para la altura de la Temporada en la que nos encontramos. Pero...pese a poner toda la parte técnica, táctica y estratégica en buen funcionamiento y con la mejor voluntad por parte de todas, factores ajenos a nuestro equipo y que no están bajo nuestro control, consiguió hacer del partido todo un calvario psicológico. El exceso de permisividad en los contactos, la acumulación de situaciones absurdas que no eran sancionadas y la prepotencia de no permitir un diálogo constructivo, provocó el caos y el desconcierto donde se vio un partido encaminado a un final no deseado en cuanto a la integridad física de las jugadoras de ambos equipos. He de decir que estas decisiones o "no decisiones", según como se mire, perjudicaban a ambos equipos. Llegamos al descanso 37-23, donde el resultado era lo de menos y donde estábamos más preocupadas de asuntos extradeportivos que de lo que debería ser lo realmente importante, que es el partido de baloncesto.

Por mi parte, frustración total. Frustración por no saber o no poder reconducir dicha situación para obtener un beneficio deportivo, frustración por no lograr convencer al equipo de abstraerse de factores ajenos a nuestro control y frustración por no tener una solución válida para aprender y que esto nos sirva para crecer y aplicarlo en situaciones similares. Sólo me quedaba "rezar" y que el criterio cambiara.

Gracias al destino, la segunda parte se pareció más a un partido real y normal, pero no gracias a mis soluciones, sino a que a otros se les encendió durante un rato "la luz" de la conciencia. Durante estos 20 minutos el equipo fue intenso en defensa, atacó la zona a la perfección, dominó el rebote en gran parte del tiempo y mantuvimos la buena selección de tiro con un buen porcentaje de acierto como en la primera parte. El partido acababa bajo control y ya con la normalidad que esperábamos, hasta que en el minuto 38, para dejar su sello en el partido y que no se nos olvidaran los primeros 20 minutos, se me amonestó con una técnica por realizar una queja u observación que en lugar de obtener una respuesta dialogada para ver si estoy equivocado y aprender, me responde con una sanción, en fin...

En definitiva, el equipo supo aplicar bastante bien nuestro estilo de juego dentro del contexto en el que nos encontrábamos, por esa parte os felicito. Pero por otra, tenemos que buscar la forma de crecer ante situaciones que pueden ocurrir y que no dependen de nosotras y buscarle la parte positiva para obtener un beneficio propio. Yo esta vez no lo logré, pero no me voy a rendir, espero que vosotras tampoco.

A partir de ahora a trabajar por nuestras metas, ya que hemos logrado estar en esta situación, hay que pensar que nos queda lo mejor y más bonito de esta primera fase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añada aquí su comentario